Para una buena convivencia con tu perro te aconsejo de enseñarle a no pedir comida en la mesa. Así no te molestará ni a ti, ni a tus invitados durante momento de la comida. Si quieres disfrutar de tu perro y que el disfrute de tu compañía, tienes que enseñarle algunas normas. Enseñar a no pedir comida en la mesa es una de ellas. En este artículo, nuestro Adiestrador de Perros os enseñara de manera sencilla cómo un perro no pida comida en la mesa. 

 

Prevención

 

  • Nunca le des comida a tu perro cuando estés comiendo
  • Pide a los demás que tampoco le den comida a tu perro cuando estén comiendo
  • Si quieres dar algo de comida a tu perro, dásela en su plato de comida y lejos de la mesa
  • Puedes darle su comida antes de ponerte a cenar así tendrá menos motivación para pedir comida

Material necesario

 

  • Correa corta
  • Collar

Objetivo

 

El adiestramiento canino para que tu perro se quede alejado de las personas que están comiendo en la mesa.

2 etapas para enseñar a un perro a no pedir comida en la mesa

 

1) Con correa al suelo

 

  1. Antes de ponerte a comer en la mesa, pon una correa corta a tu perro y déjala en el suelo
  2. Cada vez que tu perro se acerque a la mesa dile “No”
  3. Coge la correa y lévalo a la distancia a la que te quieres que se quede cuando estas comiendo
  4. Vuelve a sentarte

Repite esta acción hasta conseguir que tu perro no se acerque a la mesa cuando estas comiendo.

2) Sin correa, solo con un collar

 

  1. Antes de ponerte a comer en la mesa, pon un collar a tu perro
  2. Cada vez que el perro se acerca a la mesa dile “No”
  3. Cógelo por el collar y llévalo a la distancia a la que te quieres que se quede cuando estas comiendo
  4. Vuelve a sentarte.

Repite esta acción hasta conseguir que tu perro no se acerque a la mesa cuando estas comiendo.

Conclusión

 

Enseñar normas a tu perro es una buena manera de poder hacer más cosas con él. Desde Adiestrar Perros Barcelona os animamos a que eduques a tu perro a no pedir comida en la mesa y podrás ir con él a un restaurante o a una terraza de un bar que acepten perros. Tu perro agradecerá poder acompañarte en vez de quedarse en casa porque no sabe comportarse en sociedad.