Uno de los ejercicios de adiestramiento canino que pocos propietarios piensan en enseñar a su perro es el ejercicio de caminar a su lado sin correa. Es común pensar que es un ejercicio reservado para los perros de competición o los que tienen un nivel de obediencia superior, pero no es así! Todos los perros tienen la capacidad de aprender este ejercicio con más o menos tiempo. En este artículo el adiestrador de perros nos explicara las ventajas de enseñar a un perro a andar al lado sin correa.

 

Ventajas de enseñar a tu perro a andar a tu lado sin correa

 

1) Nunca más necesitarás utilizar correas

 

Si tu perro sabe venir cuando lo llamas y pasear a tu lado sin correa, no necesitarás ponerle una correa. Tu perro se sentirá mucho más libre y será más feliz.

 

2) Al soltar a tu perro, el paseo será más agradable

 

Cuando sueltes tu perro

Si tienes que atar a tu perro cada vez que cruces una calle o te encuentres con otro perro, el paseo resulta muy complicado. Es más práctico y agradable para ti y tu perro enseñarle a andar a tu lado sin llevar correa. De esta manera podrás llamar a tu perro, pedirle que siga andando a tu lado y cuando quieras dejarlo pasear de nuevo a su ritmo libremente.

 

3) Si tienes dos perros, los podrás pasear a la vez sin complicaciones

 

Si tienes dos perros puede ser práctico en algunas ocasiones poder tener uno en correa y el otro sin correa. Aunque idealmente puedes pasear a ambos sin correa.

 

4) No tendrás que preocuparte de perder la correa

 

Si un día pierdes tu correa o se rompe (cosas que pasan), te resultará muy práctico tener un buen control sobre tu perro cuando esté suelto.

 

5) Podrás tener las dos manos libres

 

Seguro que más de una vez necesitas tener las dos manos libres. Por ejemplo para poder llevar las bolsas de la compra u otra cosa. Te será mucho más cómodo si tu perro sabe andar a tu lado sin correa.

6) Fomentarás la concentración de tu perro

 

Mediante este ejercicio podrás trabajar la capacidad de concentración de tu perro. Es importante ya que le será más sencillo aprender otros ejercicios o trucos que le quieras enseñar.

 

7) Estimularás mentalmente a tu perro

 

Este ejercicio es muy bueno para estimular a tu perro mentalmente, lo cual facilita su bienestar.

 

8) Mejorarás tus habilidades de adiestrador

 

No es un ejercicio muy complicado de enseñar, pero se necesita ser más preciso que para enseñar otras ordenes como sentarse o tumbarse.

 

9) Incrementarás la atención de tu perro hacia tí

 

Mediante este ejercicio, tu perro, aprenderá a fijarse en tí. Esto te ayudará a que sea más obediente y te será más sencillo educarlo o enseñarle trucos.